Consentimiento

Navegador de artículos

Conocer gente para recibimos

Lorena G. Maldonado lorenagm7 Antoni Bolinches es un auténtico veterano en esto del amor y de la sexualidad: nuestros temas predilectos, aunque nunca voceados. Fue uno de los introductores de la Psicología Humanista en España y es considerado a nivel internacional un importante innovador terapéutico. Viene dando guerra con un sinfín de obras convertidas en éxitos editoriales, como El cambio psicológico, Sexo sabio, Amor al segundo intento o El secreto de la autoestima. Se refiere, muy especialmente, a ese grupo de mujeres de entre 40 y 60 años que poseen autonomía económica, un alto grado de seguridad en sí mismas, atractivo, inteligencia y notoria madurez personal. Es un modelo social que fomenta las patologías personales. Viene, por supuesto, de la crisis de modelo de civilización.

Sadomasoquismo de alto voltaje

Sara Rada Periodista. Crees que puedes anatomía sumiso, pero luego investigas un algo y sientes que todo suena demasiado extremo. La esclavitud, la disciplina, el dominio, la sumisión, el sadismo y el masoquismo son todos componentes de BDSM. Dominantes y sumisos vienen en todas las razas, identidades sexuales y preferencias sexuales. Los dominantes no siempre son hombres y los sumisos denial siempre son mujeres.

Más artículos para tener en cuenta de nuestras marcas

Fault embargo, algunos han llegado a extremos como adoptar los roles de cacique o sumiso. Hay quienes, para disfrutar del sexo, sienten la necesidad de incluir estos juegos y no se ven capaces de disfrutar de una relación sin practicar la dominación. Les sirve para romper la monotonía. Allí llega la ayuda en terapia o la ruptura de la pareja. En ocasiones, el sadomasoquismo se convierte en un simple juego de interpretación de roles. Sin embargo, en estos casos, el dolor sigue siendo la bebedero de placer. Dominación: todo tiene que ver con la obediencia.

Menú de navegación

Denial tanto a los deberes en sí, que se explican por sí solos, sino a la pertinencia de la existencia de obligaciones y deberes. En esta entrada me limito a conversar del sumiso varón y mujer siendo absolutamente consciente que los Dominantes todavía los tenemos. Muchos son coincidentes y otros propios que abordaré en otra entrada.

Leave a Reply

Su dirección de correo electrónico no será publicada.*